Próximos eventos donde estaremos:

Tecnología para ciudades inteligentes

Comparte esta nota
Tabla de contenidos

En un mundo cada vez más urbanizado y digitalizado, el concepto de ciudades inteligentes se ha convertido en un paradigma crucial para el futuro sostenible y eficiente de nuestros centros urbanos. Las ciudades inteligentes no son solo conglomerados urbanos equipados con tecnología avanzada, sino ecosistemas integrados donde la innovación y la conectividad se entrelazan para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. 

La tecnología, en este contexto, es el pilar central que impulsa la transformación hacia ciudades más inteligentes. Desde la gestión del tráfico y los servicios de emergencia hasta la sostenibilidad ambiental y la participación ciudadana, la tecnología desempeña un papel multifacético y transformador. Las soluciones basadas en el Internet de las Cosas (IoT), el análisis de big data, y la inteligencia artificial, entre otras, no solo optimizan los recursos urbanos, sino que también abren nuevas vías para una gestión urbana más participativa, transparente y eficiente.

En este artículo te explicaremos cómo la adopción de tecnologías avanzadas está redefiniendo el tejido de nuestras ciudades, convirtiéndolas en entornos más habitables, sostenibles y receptivos a las necesidades de sus ciudadanos.

¿Qué es una ciudad inteligente?

Una smart city o ciudad inteligente es la que integra las tecnologías digitales en sus servicios e infraestructuras con el objetivo de hacer de este un espacio más eficiente y que eleve la calidad de vida para sus habitantes y sus empresas. ¿Cómo es esto posible? Gracias a las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) las cuales unifican las telecomunicaciones para la recopilación de datos, la automatización de procesos y la toma de decisiones basada en la información suministrada mediante el sistema implementado.

La aplicación de tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial (IA), el Internet de las Cosas (IoT) y el análisis de grandes volúmenes de datos, conocido como big data, son fundamentales para la transformación de la vida urbana en una ciudad inteligente. Estas tecnologías permiten una gestión más eficiente de los recursos, una movilidad urbana mejorada y una mayor participación ciudadana, contribuyendo así al desarrollo sostenible y al bienestar de sus habitantes. 

Características de una ciudad inteligente

Una ciudad inteligente puede contener las siguientes características:

Desarollo de apps, software, RFID, beacons, drones y más

Brindamos soluciones tecnológicas para más de 15 industrias

Tecnologías clave en ciudades inteligentes

Los dispositivos IoT conectan elementos de la ciudad, como semáforos, vehículos, electrodomésticos, sensores en la calle y sistemas de transporte, a través de una variedad de software, interfaces de usuario y redes de comunicación. Los datos recopilados de estos dispositivos son almacenados en la nube o en servidores para realizar mejoras en el sector público y privado, lo que permite una gestión urbana más eficiente y adaptativa. 

Además, la tecnología IoT brinda información en tiempo real, lo que puede ayudar en los siguientes casos:

  • Parking: detecta lugares de aparcamiento libres. 
  • Iluminación: detecta movimiento en la calle para ajustar el nivel de iluminación 
  • Salud: permite medir métricas vitales de los pacientes 
  • Tráficos: para detectar atascos e incidentes en  
  • Residuos: permite medir los niveles de llenado de los contenedores 

Según un estudio del Departamento de Investigación de Statista, apuntan a que para el 2025 habrá más de 75 mil millones conectados al Internet de las cosas (IoT) en uso. Lo que significa que en un futuro no muy lejano las ciudades estarán llenas de dispositivos electrónicos interconectados que generarán grandes cantidades de datos y que a su vez proporcionarán importantes datos de los habitantes en tiempo real. 

Las ciudades inteligentes están cada vez más impulsadas por datos, los cuales se obtienen con big data que está interconectada a su vez con las tecnologías de IoT. Sin embargo, estos grandes volúmenes de información no pueden ser procesados con herramientas tradicionales, para ello se hacen análisis avanzados, técnicas estadísticas y modelos de programación extraer toda la información necesaria respecto a patrones y correlaciones de datos entre usuarios o máquinas para mejorar servicios críticos como la distribución de energía, la gestión de residuos y las respuestas de emergencia.  

Cabe destacar que los big data se pueden obtener de datos de redes sociales, datos de sensores, datos de cámaras de vigilancia, datos de ubicación de dispositivos móviles y datos de búsqueda por Internet. 

Estas grandes cantidades de datos al ser combinadas con la inteligencia artificial y las tecnologías de software pueden ser analizados y, por lo tanto, facilitar la toma de decisiones, asegurando que los recursos se utilicen de manera óptima y que los servicios se presten de manera eficiente. 

El almacenamiento de grandes volúmenes de datos generados en las ciudades inteligentes, deben estar estructurados y estar accesibles a pedido, para ello interviene la tecnología de la nube. Esta tecnología funciona como almacenamiento de grandes cantidades de datos de diversas aplicaciones y sensores, así como sistema de análisis

La integración de la nube en las ciudades puede aumentar la eficiencia de los servicios y ahorrar costos gracias a su modelo de “pago por uso”. Además, las nubes requieren poco mantenimiento y son más seguras, estas soluciones son escalables y pueden reaccionar de forma dinámica a los cambios

Las ciudades al hacer uso de la tecnología de la nube son capaces de explotar al máximo las tecnologías de la IoT, así como permitir ecosistemas innovadores de conexión.  

La inclusión de redes móviles 5G proporciona mayores velocidades y más conectividad. Cargar y descargar datos grandes cantidades de datos, permite además conectar múltiples dispositivos de forma simultánea sin perder la conexión, Por lo que las áreas con densidad de población tendrán una excelente cobertura de red, lo que incluye soporte de red para una gran cantidad de dispositivos IoT. 

Cabe destacar que la comunicación inalámbrica tendrá una reducción del 90% en el consumo de energía por bit respecto al 4G, lo que se traduce a una ciudad más sostenible. 

La Inteligencia Artificial (IA) en ciudades inteligentes se centra en el análisis avanzado y la automatización de tareas complejas. Con la capacidad de ejecutar operaciones que normalmente tomarían semanas o meses en solo minutos, la IA mejora significativamente la eficiencia en la gestión urbana. Su habilidad para proporcionar respuestas en tiempo real y realizar análisis predictivos es crucial en áreas como mantenimiento, seguridad y gestión del tráfico. 

Paralelamente, la robótica, integrada con IA, realiza tareas de mantenimiento y asistencia en emergencias, optimizando operaciones y aumentando la seguridad. La sinergia de IA y robótica no solo mejora la eficiencia operativa, sino que también apoya una gestión urbana más proactiva y adaptativa.

Conclusión

La implementación de tecnologías avanzadas en las zonas urbanas es mucho más que un simple avance tecnológico; representa una revolución en la forma en que vivimos, trabajamos y nos conectamos. Estas innovaciones ofrecen una amplia gama de beneficios, desde mejorar la calidad de vida hasta garantizar la sostenibilidad ambiental y la eficiencia de los servicios urbanos.  

En Bambú Mobile, nos especializamos en el aprovechamiento de estas tecnologías para el desarrollo de sistemas integrales que permiten un monitoreo y análisis de datos eficientes y efectivos. Contáctanos y descubre cómo nuestras soluciones pueden transformar tu entorno y conducir hacia un futuro más inteligente y conectado.

¡Suscríbete!
Recibirás una notificación para ser el primero en informarte más sobre la Transformación digital.

© 2023 Bambú Mobile. Todos los derechos reservados.

El área de RRHH recibió tu solicitud y te contactará en breve. Gracias por tu interés.

Un experto recibió tu mensaje y te contactará en breve. Gracias por tu confianza.